lunes, 4 de febrero de 2013

HOMER SIMPSON GANA A MARIANO RAJOY

Se tacha a Homer Simpson de ser un incompetente en su trabajo. Rajoy le supera.


1. Homer no sabe qué botón apretar. Rajoy no sabe ni siquiera los botones que tiene.

Hoy mismo, La Gaceta, periódico amigo hasta hace pocos días, se descuelga con una portada que añadirá más uranio a la caldera. El botón de La Gaceta no estaba en sus planes.

Libertad Digital también anima hoy mismo a los medios a buscar respuestas en el sitio menos idóneo con la compañía menos indicada. Otro botón desconocido por el presidente. 

Público también pone su granito de botones. Un nuevo protagonista del Partido Popular de Navarra que reconoce que, ¡qué casualidad! las cifras coinciden con lo que él mismo, Calixto Ayensa, percibió a través de otro botón de hace algunos días.


2. Homer Simpson se echa las manos a la cabeza porque le preocupa. Rajoy está tranquilo.

A Rajoy "no le temblará la mano"porque su templanza aparente la camufla bajo la distancia de las teleruedas de prensa. Las evidencias publicadas por El País en el día de hoy ponen a prueba su capacidad de aguante.

A pocas horas de la rueda de prensa junto a Merkel solo nos cabe la duda de si los medios serán capaces de hacer tambalear la imagen que el presidente se encarga de esconder y demostrar.


3. Homer Simpson puede salir corriendo hacia la puerta. Rajoy no tiene puerta.

Poca o ninguna salida parece tener este asunto. Dimitir solo es un paso intermedio hacia un cambio poderoso dentro de nuestro sistema. No dimitir es prolongar el transito hacia ese cambio. Las puertas ya no le sirven a Rajoy porque no se fía de si detrás de alguna pueda encontrarse algún ex-compañero. ex-tesorero o ex-amigo popular.


Pocas veces la prensa, de izquierda o de derecha, nacional o internacional, apunta con tanta vehemencia sobre un acontecimiento como el presente. Son muchos los que desean conocer la verdad y los jueces parecen haberse subido al carro. Esperanza Aguirre también, pero por otros motivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario