martes, 12 de noviembre de 2013

RELAXING CUP OF COFFEE IN THE RUBBISH

A este paso aprendemos inglés y se lo tendremos que agradecer a muchos dirigentes del partido Popular.




Si hace unos meses la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se descolgaba con un motivo fundamental para que se celebraran los Juegos Olímpicos de 2020 en su ciudad, con un argumento tan potente como tomarse un relajante café con leche, "relaxing cup of coffee".

Hoy hemos aprendido otra nueva palabra: "rubbish".

Sí, "Rubbish" no solo es lo que tiene adornada la ciudad de Madrid desde hace ocho días con los contenedores saturados de "rubbish" y sus empleados cansados de tanta "rubbish" institucional que permite que la empresa concesionaria del servicio municipal de limpiezas quiera echar a la calle a 1.300 trabajadores. No sólo es eso, no.

Rubbish es como ha definido el portavoz comunitario de Educación, Dennis Abbot, la información vertida ayer por fuentes cercanas al ministerio de Wert sobre la bajada de concesiones de becas Erasmus en 2014, alegando una disminución de presupuesto comunitario.

Homer nos ha legado su famosa expresión "D´Oh". No tiene traducción pero bien podría utilizarse como ¡caramba!, ¡"Aivá la ostia!" o "Biennn". Poco la utilizamos en estos días de rectificaciones y hojas que se caen ( de los árboles y del BOE).

Esperemos que en breve nuestro léxico británico se enriquezca con la palabra "Resign". Entonces aprenderemos dos cosas al mismo tiempo: que significa dimitir y que no era imposible que saliera de los labios de un político español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario