viernes, 15 de marzo de 2013

¿CAMPOFRÍO GUSTÓ A TODOS?

Homer Simpson analiza la campaña de Campofrío que gustó...¿a todos?

Hace unos meses que el nuevo anuncio de Campofrío está recorriendo todos los lugares del mundo a través de internet. La televisión, la radio, los blogs y los “tweets“ se deshicieron en halagos hacia un anuncio publicitario que empieza a ser esperado cada navidad desde el año pasado.
 

La fotografía fantástica, los actores, además de conocidos humoristas, muy bien en cada uno de sus papeles; la música de “Suspiros de España“, sugerente.







¿Un anuncio para todos los gustos?
 

Sería bueno poner la lupa sobre los dos anuncios de Campofrío: el del año pasado  con homenaje a Gila y el de este año titulado “El Currículum de todos“.
 

El anuncio de Gila era aséptico, claro y sin aristas vistas u ocultas. Era lo que se vio y, por poner un pero, tan sólo existía ese mensaje de unión casi irreconciliable entre Josema Yuste y Millán, componentes del grupo humorístico Martes y Trece. Nada de política apareció ni en la trama ni en el texto.
 

En el currículum de este 2012 cambian algunas cosas. El protagonista y su trama intentan subirnos el ánimo y para ello redacta lo bueno y lo excelente que tenemos y que tuvimos en nuestro país: Premios Nóbel, Oscars, magdalenas, torrijas y campeones en fútbol (por no detallar todo el elenco).
 

¿Y la política? ¿Hay sátira política en el anuncio de este año?
 

La respuesta es sí. Imagino que los miembros del gobierno no pondrán un diez al anuncio porque hay determinados mensajes, perfectamente dirigidos y realizados que pueden considerarse “pequeñas maldades políticas“. “Pequeñas“ porque no rompen el hilo del discurso; “maldades“ porque tienen su objetivo perfectamente prefijado y no es ensalzar ese objetivo; y “políticas“ porque atañen a un determinado partido político.
 

Si visionamos de nuevo el vídeo y anotamos frase sueltas tendremos:


1. Relatando cosas buenas en el comedor, las hermanas Hurtado reivindican “Y los yayoflautas“, “Eso en el extranjero no hay“
 

2. Santiago Segura: “Infraestructuras, que aquí tenemos aeropuertos para aburrir“
 

3. Candela Peña (en la calle tras oír “No te olvides de los jóvenes“): “¡Qué exportamos la generación más preparada de la historia!“
 

4. Iñaki Gabilondo (en el televisor): “La fuerza de la gente ha puesto a todo el mundo de acuerdo en el caso de los desahucios“.
 

5. Luis del Olmo (refiriéndose a la afirmación de Gabilondo): “Es que tiene toda la razón“.
 

Hay algunas cuestiones más que podrían entresacarse de la escena donde reparten los embutidos a las agencias de calificación y organismos internacionales, pero con lo dicho, creo que nos podemos hacer una idea.
 

Es una sátira tan fina finísima que hasta los propios detractores tendrán problemas en explicar sus reproches por la belleza del conjunto.
 

Estoy seguro que por cada uno de los 5 puntos señalados anteriormente, nos sobrevuelan imágenes de televisión, portadas o titulares que hacen que para algunas personas la nota final del anuncio no sea un diez.
 

(Hagan la prueba con el número 2 y traten de que no se les venga a la cabeza el apellido Fabra)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario